¿Quién soy? ¿Por qué escribo?

Soy un vampiro. No como los que habéis visto en las películas, series o libros, pero lo soy. Si me expongo a la luz del sol, no moriré. Puedo comer ajo sin problemas. Las cruces no me hacen retroceder. Y, por supuesto, puedo reflejarme en los espejos. Lo que me convierte en un vampiro real no es la sucesión de características legendarias de los mismos, si no mi deseo: sangre. Esto no hace que deje ser humana.

Tengo un nombre, un sexo y una edad. Podéis llamarme Teresa. Si habéis supuesto que soy una mujer, habéis acertado. Mi edad no es importante, así que me guardaré ese dato.

Como os habréis dado cuenta, quiero que este blog sea anónimo. ¿Por qué? Fácil. Necesito sacar de mí muchos recuerdos y sentimientos. Y sé que no puedo compartirlos con cualquiera. No sería la primera vez que me miran de una manera un tanto extraña por decir algo que socialmente no está aceptado. Por eso, mi única vía de escape es escribir para aquellos que quieran saber de mí.

Soy humilde, así que lo admitiré desde ya: no soy Cervantes, ni Shakespeare, ni siquiera creo que llegue a autora de best-sellers, con perdón, pedorros. Aun así, esto no quita que intente escribir de tal manera que mi ardiente locura no os parezca tan insoportable. Sí, que disfrutéis de mi agonía. Sádico, ¿verdad?

Espero que esta presentación no os haya asustado, si es que habéis llegado hasta aquí. Soy un alma engullida por la oscuridad y la misantropía, y dudo que salga de ese agujero. Por eso estoy escribiendo esto. Por eso me estás leyendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s